La moda se atrinchera en los museos

Que nadie se esperaba el éxito de la exposición de Alexander McQueen en el Museo Metropolitan de Nueva York lo demuestran las medidas extraordinarias tomadas para acomodar las manadas de visitantes. La muestra cerró el 7 de agosto, una semana después de lo previsto; su horario se extendió hasta medianoche y abrió los lunes, día en que el centro normalmente permanece cerrado. Al menos 17.000 personas pagaron 50 dólares por ese privilegio. Salvaje belleza, que repasa la carrera del malogrado diseñador británico, ha sido la octava de las 10 exposiciones más vistas en los 141 años de historia del museo.

Es el triunfo más aparatoso de un 2011 empeñado en demostrar que la moda puede pasar con acierto de los armarios a las vitrinas. En París, el Museo Galliera ha ofrecido una extraordinaria muestra sobre Madame Grès; Montreal cobija una retrospectiva de los 35 años de rebeldía de Jean Paul Gaultier; Getaria ha inaugurado finalmente el museo dedicado a Balenciaga, y Moscú abrió el venerable Pushkin a un diálogo entre Dior y la historia del arte. La calidad y la cantidad de las exposiciones repartidas este año por todo el globo -Chanel en China, Balenciaga en San Francisco, Yohji Yamamoto en Londres, Hussein Chalayan en París- acreditan la consolidación de la moda como materia de museo. Hace una década, Armani en el Guggenheim levantaba burbujas más ácidas que las del escepticismo.

Nota completa: La moda se atrinchera en los museos · ELPAÍS.com.

Deja tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s